domingo, 7 de marzo de 2021

Rio de Janeiro

Pues este mes toca cruzar el charco y viajar a uno de esos destinos que no dejan indiferente a nadie, Rio de Janeiro. 

De no haber sido por las circunstancias (Juegos Olímpicos y mi hermano allí instalado), seguro que no habría elegido nunca ese viaje, y no me arrepiento de haber ido, pero no es de los sitios que repetiría.

La ciudad como tal no me gustó mucho. Es cierto que es exótica y que el enclave dónde se encuentra es algo único, pero como ciudad me pareció caótica y sobre todo peligrosa, pasé bastante miedo, pues la inseguridad está a la orden del día, se respira en el ambiente.

Lo que más me gustó fueron las cataratas de Iguazú (no tiene que ver con Rio, pero aprovechamos para ir a verlas), una maravilla de la naturaleza que por sí solas merecen cualquier viaje.

Un viaje que me conformaré con repetir en los libros como este, cuyas fotos son realmente espectaculares.


 

No hay comentarios: