domingo, 12 de diciembre de 2010

Las ovejas de Glennkill (Leonie Swann)

Esta novela de Leonie Swann puede parecer una novela cualquiera de detectives, ya que trata de la investigación de la muerte en extrañas circunstancias de un pastor, al que encuentran con una pala clavada en el pecho. Lo original del asunto es que los detectives son las propias ovejas de su rebaño que, uniendo sus diferentes personalidades (una tiene buen olfato, otra es la más lista, otra tiene muy buena memoria, otra es fuerte, otra dice lo primero que piensa...) consiguen ir deduciendo poco a poco lo que ha pasado. Porque, como suele pasar en estos casos, nada es lo que parece, y los habitantes del pequeño pueblo de Glennkill esconden muchos secretos.
Lo más divertido del libro, independientemente de como se va resolviendo el misterio, es ver el mundo de los humanos desde una perspectiva distinta, la mente de las ovejas. Evidentemente, nadie sabe como piensa una oveja, pero la forma en que se plantea aquí me parece muy bien resuelta, ya que las ovejas se comportan como tales (no se les humaniza en ningún caso) y en todo momento nos parece ver las cosas desde sus ojos.
Como ejemplo está el tema del olfato. Las ovejas pueden oler si alguien miente, si tiene miedo, si está nervioso o asustado, y por eso no entienden como los hombres pueden vivir sin esa cualidad, en "un mundo fantasmal e incompleto", que debe significar para ellos "desconfianza, seguridad y, sobre todo, miedo". Algo que puede darnos que pensar, pues ¿alguien se imagina cómo sería saber en todo momento lo que siente quien tienes delante o, sobre todo, saber que los demás pueden conocer lo que tú sientes? Una interesante reflexión.
Por todo ello la novela, a pesar de estar protagonizada por ovejas, en el fondo trata del ser humano. Y su lectura deja un buen sabor de boca.

Sinopsis

El debut literario de Leonie Swann ha sido uno de los más sonados en el panorama literario alemán de los últimos años. Desde su publicación, en otoño de 2005, se han vendido más de 250 mil ejemplares de esta novela, que ha sido el quinto libro más vendido del año 2006 en Alemania. Sin duda una historia de misterio que se aparta de los cánones establecidos –el detective no es el consabido tipo duro y descreído, sino nada menos que un rebaño de ovejas irlandesas-, la crítica ha destacado la frescura de su prosa, así como la sorprendente identificación y complicidad del lector con sus peculiares protagonistas.
En una colina cercana a la apacible y pintoresca aldea d Glennkill, un rebaño de ovejas rodea el cadáver de un hombre. Se trata de su pastor, George Glenn, que ha amanecido muerto en la hierba con una pala atravesándoles el pecho. ¿Quién puede haberlo asesinado? ¿Y por qué? De inmediato, las rumiantes se reúnen y, una vez acordada la conveniencia de investigar, se ponen en marcha. Por fortuna para el lector, el pastor las ha dejado inusualmente preparadas, ya que su impulso indagador deriva de la costumbre de George de leerles un rato todas las noches: algunos cuentos de hadas, muchas novelas románticas y algún tratado de enfermedades del ganado lanar, e incluso parte de una novela policiaca. Aunque pronto quedará claro que no van a faltar sospechosos, descubrir al asesino no será tarea fácil, por lo que Miss Maple y sus espabiladas compañeras deberán hacer gala de la antigua sabiduría ovina, de sus afilados poderes de observación y de los que aprendieron de lso libros si quieren descifrar con éxito las enigmáticas claves del comportamiento de los humanos, esos seres extraños…

2 comentarios:

Luz dijo...

Este Libro pese a tratar de ovejas, eso si de lo más peculiares, por tu descripción parece ameno.

Asun Yáñez dijo...

A mí sí me lo ha parecido, aunque en esto hay para todos los gustos.
Espero vuestras opiniones.