domingo, 30 de octubre de 2016

Sarna con gusto (César Pérez Gellida)

Pese a que tenía la intención de no leer esta novela deCésar Pérez Gellida hasta que no completara la trilogía, al verla en la biblioteca no he podido resistirme a ello.
Me ha impactado menos que las anteriores, pero seguramente eso es porque ya tenía unas expectativas muy altas después de la primera trilogía, no porque el libro no sea interesante.
En esta ocasión el eje central de la novela es un secuestro y el autor consigue transmitirnos la angustia del mismo desde todos los puntos de vista: el de la familia, el de la policía, el de los secuestradores y sobre todo el de la víctima. Como dice el autor del prólogo: "Está resuelta de forma tan brillante que he llegado a pensar en que César fue secuestrado en otra vida anterior o bien que el muy cabrón fue secuestrador. No descarten ninguna hipótesis." No podría expresarlo mejor.
Además de esta trama, también nos introduce en otra que supongo será el argumento de su próxima novela, que ya estoy deseando leer.
Y no nos olvidemos de la música, también presente aunque en menor cuantía que en las novelas anteriores, pero con la misma calidad.
Sigo enganchada a este autor.

Sinopsis
Lastrado por los efectos nocivos que le ha dejado la obsesiva persecución de Augusto Ledesma, el pelirrojo inspector de homicidios de Valladolid, Ramiro Sancho, vuelve al Cuerpo con la esperanza de retomar las riendas de su vida anterior. Nada más lejos de la realidad.
Una adolescente ha desaparecido y las primeras pesquisas apuntan a que podría tratarse de un secuestro.
César Pérez Gellida aborda su novela más negra desde una óptica global con el objeto de ofrecer al lector una visión de 360º sobre un delito sumamente cruel como es la privación de libertad. Y lo ejecuta de una forma tan real que compartirá la angustiosa incertidumbre de la familia, tan estremecedora que saboreará el miedo desde la oscuridad de un lugar desconocido, tan veraz que se ajustará el pasamontañas para meterse en la piel del secuestrador y, como no, tan cercana que participará en el proceso de negociación e investigación en primera persona.
Sarna con gusto es la evidencia irrefutable de que existe un género singular en nuestro país que se define como narrativa audiovisual. Vuelve el género Gellida.

No hay comentarios: